I love Botox

El jueves publique una foto en instagram (que aquí os la vuelvo a dejar para los que no tengáis instagram) besando con gran pasión a mi gran amigo el Botox y me he encontrado con la sorpresa de que no todos tienen información sobre este tratamiento, ya he escrito sobre la toxina botulinica con anterioridad, pero creo que lo eh hecho un poco más técnico, hoy voy a ser muy simple, y les voy a hablar como les hablo a mis pacientes en la consulta

image

La verdad que muchas más personas de las que creemos utilizan botox, mis paciente son tanto hombres como mujeres, se aplica de diferente manera, por supuesto, a los hombres no le levantamos la cola de la ceja porque ese efecto es femenino, el médico siempre puede conseguir el efecto que desee, ojo, tampoco hacemos milagros, pero muchas veces vienen mujeres que me dicen “yo quiero que la ceja me quede más alta”, porque es joven y le gusta, o porque tiene ya los párpados un poco caídos y antes de pasar por el quirófano prefiere probar otras cosas y el botox es una de ellas, o por el contrario me dicen “yo no quiero la cara de espantada, de bruja, no quiero ni un milímetro mi ceja más alta” estas son las menos, claro, y casi siempre son las que se aplican botox por primera vez y le tiene terror al cambio de facciones, aunque eso es muy raro que suceda. En hombres no solemos tener ese problema, ellos suelen aplicarse botox porque el entrecejo está muy marcado y al final siempre tienen cara de enfadado, y por supuesto les molesta, sobre todo a los que son muy majos, porque no refleja la persona que es con ese surco entre las cejas o porque tienen las patas de gallo muy profundas, porque sonríen mucho y se sienten más jóvenes de lo que son, por lo que quieren que su cara exprese lo mismo.

Pues eso, que con el botox tenemos mucho juego, sinceramente, las dosis que se aplican hoy en día son muy bajas, lo justo para relajar y que una cara quede natural, y sin arrugas. Las personas jóvenes que simplemente quieren mejorar ligeramente su aspecto me comentan que sus amigas no lo notan pero si que las ven mejores, y esa es la idea. Y si necesitamos hacer retoque, pues se hace.

image

Comienza el efecto a los 4 días, según dicen los laboratorio que lo fabrican, aunque yo, por ejemplo, ya al otro día comienzo a notar su efecto, vamos a ver, tengo pacientes que dicen notarlo en cuanto se levantan de la camilla, y la verdad que no es para tanto, pero al otro día algo se nota, aunque sólo lo nota el paciente, la gente no se da cuenta, ya a la semana se aprecia y a los 15 días es el efecto máximo, por lo que si hay que retocar, porque haya quedado alguna arruguita, pues ese es el momento, yo las primeras veces que lo pongo si, los hago venir para verlos o verlas, pero ya después de conocer al paciente y saber como responden pongo las dosis justa de entrada. El efecto es muy bonito porque relaja el músculo y al final es un aspecto de cara descansada, relajada. A mi gusto es uno de los tratamientos más agradecidos, es muy raro que alguien que se haya puesto botox no vuelva a ponérselo, muy raro!

image

Lo único que le falla a la toxina es que el tiempo de duración es muy corto, dura entre 3 y 5 meses, aunque perfecto perfecto 3 y luego empieza a irse gradualmente hasta dejarnos como estábamos antes de hacernos el tratamiento, de todas maneras, a pesar de su corta duración creo que merece un montón la pena probarlo, pero bueno, que voy a decir yo si soy una amante del botox, shhhh! Que no se entere mi marido!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s